Archivo de la categoría: DERECHO MERCANTIL

RESPONSABILIDAD DE LA BANCA POR LAS CANTIDADES ENTREGADAS AL PROMOTOR INSOLVENTE PARA VIVIENDA FUTURA.

La Ley 57/1969 (derogada) junto con la Ley de Ordenación de la Edificación, obligan a los promotores de vivienda sobre plano a depositar las cantidad recibidas a cuenta en una cuenta especial abierta de una entidad financiera.

Cuando todo va bien, nadie tiene que reponder. Pero, ¿qué pasa si el promotor es insolvente? ¿Puede ser responsable la entidad bancaria de las cantidades depositadas por los compradores en la cuenta especial abierta a nombre del promotor? Una responsabilidad sobre la que nuestros tribunales se han venido manifestado de forma contradictoria a lo largo de los años, y que parece haberse aclarado a raíz de la sentencia de 21 de diciembre de 2015 dictada por la Sala Primera del Tribunal Supremo. La resolución en cuestión resuelve esta dispersión jurisprudencial en Fundamento de Derecho sexto en los siguientes términos:

<<Conforme al art. 487.3 LEC procede casar la sentencia recurrida, para en su lugar confirmar la de primera instancia, y fijar como doctrina jurisprudencial la siguiente: « En las compraventas de viviendas regidas por la Ley 57/1968 las entidades de crédito que admitan ingresos de los compradores en una cuenta del promotor sin exigir la apertura de una cuenta especial y la correspondiente garantía responderán frente a los compradores por el total de las cantidades anticipadas por los compradores e ingresadas en la cuenta o cuentas que el promotor tenga abiertas en dicha entidad>>.

Por lo que nuestro Tribunal Supremo considera que las entidades bancarias responden por las cantidades ingresadas por los compradores en las cuentas abiertas por el promotor. Es decir, el Alto Tribunal considera como regla general que las entidades de crédito deben fiscalizar los ingresos efectuados en las cuentas de los promotores.

Pinche AQUÍ para leer el texto íntegro de la sentencia nº733 de 21 de diciembre de 2015.

CLÁUSULA ESTATUTARIA DE REMUNERACIÓN DEL ADMINISTRADOR DE UNA SOCIEDAD

El pasado 21 de julio de 2016, la DGRN ha publicado una resolución por la que se estima el recurso presentando por un Notario, frente a la negativa de inscribir el Registrador Mercantil la siguiente cláusula estatutaria:

 «El cargo de administrador será gratuito, a excepción del desempeño por el Consejero Delegado don C. B. H., el cual desempeñará funciones de dirección efectiva de la sociedad, que será remunerado, mediante la formalización de un contrato de trabajo y causando alta en la Seguridad Social. El importe de dicha retribución se acordará anualmente en Junta General Ordinaria de Socios».

El Registrador alegó que debía determinarse un sistema de retribución del Consejo Delegado de conformidad con el art. 217 de la Ley de Sociedades de capital.

Resuelve la DGRN estableciendo:

<<De las anteriores consideraciones se desprende que debe admitirse una cláusula estatutaria que, a la vez que establezca el carácter gratuito del cargo de administrador –con la consecuencia de que no perciba retribución alguna por sus servicios como tal– añada que el desempeño del cargo de consejero delegado será remunerado mediante la formalización del correspondiente contrato. Y a esta remuneración por el ejercicio de funciones que, al ser añadidas a las deliberativas, constituyen un plus respecto de las inherentes al cargo de administrador «como tal» no es aplicable la norma del artículo 217.2 de la Ley de Sociedades de Capital que impone la reserva estatutaria del sistema de retribución de los administradores en cuanto tales. Por ello, ninguna objeción puede oponerse a la disposición estatutaria que exige que el importe de dicha remuneración se acuerde anualmente en junta general de socios; previsión que, por lo demás, se ajusta a la exigencia legal de que el referido contrato sea «conforme con la política de retribuciones aprobada, en su caso, por la junta general» (artículo 249, apartado 4 i.f. de la misma Ley)>>.

Pinche AQUÍ para leer el texto íntegro de la resolución.

LA LEY DEL CROWDFUNDING.

El 28 abril de 2015, se publicaba en el Boletín Oficial del Estado la Ley 5/2015, denominada Ley de Fomento de la Financiación Empresarial. Un texto normativo con diversos objetivos entre los que se encuentra la regulación dentro de nuestro ordenamiento jurídico de las llamadas plataformas de financiación participativa, que ejecutan actividades de “crowdfunding o financiación en masa”.

Pero, ¿qué son estas plataformas y para qué sirven?

Las plataformas de financiación participativa conectan a los promotores un proyecto empresarial, que necesitan financiación para ejecutarlo y hacerlo realidad, con inversores que buscan una buena inversión con posibilidades de alcanzar un alto rendimiento.  Por lo que permite a los promotores del proyecto, conseguir fondos para hacer realidad su empresa, sin necesidad de recurrir a sistemas de financiación más habituales o tradicionales, como por ejemplo la financiación bancaria.

La actividad de crowdfunding se caracteriza por la existencia de numerosos inversores que aportan cantidades pequeñas en proyectos de alto potencial, con un riesgo medio-alto en la inversión, al no garantizar la plataforma en ningún momento la viabilidad o solvencia del promotor. Sin embargo, y a pesar de que los pequeños inversores están muy presentes en las plataformas de financiación participativa, cada vez aparecen más inversiones profesionales dentro de éstas, depositando fondos en diversos proyectos. Estos inversores profesionales es lo que la ley denomina, inversores acreditados.

Una ley que establece el régimen jurídico que han de cumplir las plataformas con el fin de asegurar la transparencia de éstas frente a los diferentes inversores. Requisitos que podemos concretar en:

  • Imposición de registro de las Plataformas de Financiación Participativas ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), asegurando las debidas garantías sobre la legalidad del desarrollo de las compañías.
  • Obligación a socios, administradores y altos directivos de la plataforma de registrarse ante la CNMV, garantizando sus capacidades para la actividad profesional.
  • Las plataformas deben contar con un respaldo financiero que les permita hacer frente a las posibles responsabilidades que se puedan derivar de su actividad.
  • Proporcionar el grado máximo de transparencia por parte de la plataforma.

Una forma de financiación que tiene unos mayores riesgos para el inversor y que la Ley trata de mitigar mediante determinadas medidas consistentes en:

  • Limitar el volumen de cada proyecto. De forma que la plataforma sólo podrá financiar 2.000.000€ por cada proyecto, a excepción de que se trate de un proyecto destinado únicamente a inversores acreditados, en cuyo caso el límite se fija en 5.000.000€.
  • Un inversor no acreditado tendrá un límite máximo de 3.000€ por cada proyecto en el que quiera invertir.
  • Un inversor no acreditado solamente podrá invertir 10.000€ como máximo en una misma plataforma en un periodo de 12 meses.

Existen diversas plataformas de financiación participativa a las que se puede acceder a través de la red, que cada vez son más utilizadas para financiar proyectos de sectores muy dispares.

Un saludo y hasta la próxima.

Alejandro Seoane Pedreira

Abogado (I.C.A Ferrol)

CONSEJOS PARA INVERTIR EN UNA FRANQUICIA II

En este segundo post, sobre consejos para invertir en una franquicia, vamos a tratar tres puntos diferentes que debemos tener en cuenta a la hora de escoger nuestra franquicia. Tres aspectos que debemos añadir a los puntos tratados en la entrada titulada “consejos para invertir en una franquicia I”.

En esta ocasión, nos centraremos en los resultados obtenidos por el franquiciador y en las opiniones de otros franquiciados.

En primer lugar,  en cuanto a los resultados obtenidos por el franquiciador debemos centrarnos en dos aspectos: 1) número de cierre de franquicias y b) cálculo de una previsión de ingresos para tu franquicia.

1º) Desconfia de todo franquiciador que no quiere facilitarte el número de cierres en el último año, en los últimos dos años, o incluso desde la creación de la franquicia. SAL CORRIENDO!!! NO INVIERTAS NI UN EURO!!

Esta situación nos debería llevar a desconfiar seriamente de la solidez de su modelo negocio, así como de la transparencia que puede tener el franquiciador frente a sus franquiciados. Una franquicia seria y económicamente viable, no debe tener ningún problema en enseñar estos datos a sus posibles franquiciados.

2º) Si un franquiciador, con anterioridad a que te decidas por unirte a su franquicia, es incapaz de mostrarte un cálculo aproximado de ingresos que podría obtener tu franquicia, o te muestra datos poco reales (algo muy habitual). Desconfia del franquiciador y una vez más, SAL CORRIENDO!!! NO INVIERTAS NI UN EURO!!

Una franquicia seria y eficaz, es capaz de mostrar y realizar un estudio sobre la viabilidad y rentabilidad de tu franquicia, en función de la ubicación del local, el perfil del franquiciado, así como la dimensión del negocio.

Por último, debemos de tener en cuenta la opinión de otros empresarios que ya forman parte de la franquicia.

El resto de franquiciados, son una fuente muy útil para realizar una valoración a la hora de escoger qué red de franquicia resulta la más recomendable para tu inversión.  Los contactos de todos los franquiciados puedes pedírselos al franquiciador. De forma que si éste, se opone a que tengas acceso a estos datos, deberás desconfiar de la transparencia de ese franquiciador.

También puedes tener acceso a los diversos franquiciados de forma directa sin necesidad de conseguir los datos a través de la central de la franquicia, es un proceso más laborioso pero muy recomendable. Habla con diferentes franquiciados y si las opiniones son malas o regulares SAL CORRIENDO!!! NO INVIERTAS NI UN EURO!!

Un saludo y hasta la próxima.

Alejandro Seoane Pedreira

Abogado (I.C.A Ferrol).

CONSEJOS PARA INVERTIR EN UNA FRANQUICIA I

Este es mi primer post sobre algunas cuestiones, que desde mi punto de vista, debe tener en cuenta todo emprendedor o inversor a la hora de escoger la red de franquicias a la que está dispuesto a unirse.

Antes de invertir en una franquicia, lo primero que debemos hacer, es conocer qué es una franquicia, cuáles son sus ventajas a la vez que sus inconvenientes. Para ello, os recomendamos la lectura del post titulado “concepto, ventajas e inconvenientes de una franquicia”.

Una vez que lo tenemos claro y  nos hemos decido por invertir en una red de franquicias, debemos considerar aspectos como:

1º) Desconfiar del franquiciador con el que tengas demasiadas facilidades para negociar el contrato de franquicia.

Si el franquiciador te ofrece unas condiciones de inversión para entrar en la franquicia, y ante la duda de que puedas irte con la competencia te ofrece otras condiciones radicalmente opuestas (reducción drástica del canon de entrada, o la disminución sustancial de la duración del contrato de franquicia). SAL CORRIENDO!!! NO INVIERTAS NI UN EURO!!

En toda empresa sólida  y seria deben existir una serie de principios o elementos esenciales que deben ser inamovibles.

2º) Desconfía de toda franquicia que te facilita un dossier de información con numerosas faltas de ortografía y una maquetación ridícula, pésima y/o pueril.

Si la primera impresión que te llevas de una franquicia es una documentación sin un diseño estructurado, trabajado y con una buena redacción. SAL CORRIENDO!!! NO INVIERTAS NI UN EURO!!

En ocasiones las apariencias no engañan. Y en el caso particular de las franquicias, la imagen o apariencia es uno de los elementos básicos. Si eso, es lo que saben hacer para atraer franquiciados, que resultan ser sus principales fuentes de ingresos, a saber de lo que son capaces de hacer para vender el producto al cliente final.

3º) Desconfiar si el franquiciador se centra en las aperturas de nuevos establecimientos.

Si  centra su discurso en las franquicias que han abierto dentro de su red en los últimos años, en las que lo están haciendo y en las que harán en un futuro no muy lejano. SAL CORRIENDO!!! NO INVIERTAS NI UN EURO!!

Es cierto, que el propio sistema de franquicia se constituye precisamente para llevar a cabo una expansión rápida de una marca que pertenece a una empresa. Sin embargo, abrir negocio tras negocio, no puede ser el principal objetivo del franquiciador. Debe centrar también su discurso en el producto o servicio que ofrecen, qué es lo que los hace diferentes al resto, y cuales han sido los errores que han cometido, cómo los han solventado, y en qué consiste su modelo negocio y cómo pretenden mejorarlo.

Aquí tienes mis tres primeros consejos para desconfiar de algunas de las miles de franquicias que tenemos a nuestra disposición para invertir nuestro dinero.

Alejandro Seoane Pedreira.

Abogado (I.C.A Ferrol).