COMPRAR DÉCIMOS DE LOTERÍA PARA BLANQUEAR DINERO.

Hoy es el día perfecto para los blanqueadores de dinero. Hoy están en “busca y captura” de todas aquellas personas a las que les ha tocado El Gordo de Navidad.

La compra de boletos premiados de lotería se trata de uno de los mecanismos más habituales para blanquear dinero. El anonimato de los décimos de lotería, debido a que se trata de cheques al portador (no figurando la identidad de ninguna persona) conlleva que se trate de un instrumento perfecto para blanquear dinero negro.

Los mecanismos utilizados por los blanqueadores son varios:

En primer lugar, podemos destacar la compra de boletos de lotería agraciados con premios menores (cantidades inferiores a 2.500€). En este caso los blanqueadores, a través de intermediarios comprarán el décimo a la persona que lo posee y podrán cobrarlo directamente en la administración de loterías  de manera totalmente anónima.

En segundo lugar, cuando se trata de grandes premios (superiores a 2.500€) el blanqueador a través de un intermediario contacta con el poseedor del boleto y le propone la compra del billete a cambio de la cantidad del premio junto con una comisión que suele oscilar entre un 10% y un 20%.

Si el afortunado en la lotería acepta la propuesta, el blanqueador pagará el precio del billete junto con la comisión pactada y posteriormente podrá cobrar el premio a través de una entidad bancaria. Consecuentemente, incorporará la cantidad del premio, en su patrimonio personal justificando sus ganancias ante la Agencia Tributaria. Sin embargo, el ganador real del premio de lotería tendrá problemas para poder justificar la cantidad del premio junto con la comisión cobrada por la venta del décimo, ya que se convierte en poseedor de dinero negro. Un dinero negro que podría traerle importantes consecuencias, debido a que podría ser condenado por un  delito fiscal (si la cantidad es superior a 120.000€) o por un  delito de blanqueo por imprudencia.

Y por último decir, que en algunas ocasiones los blanqueadores realizan cobros ilegales de los premios, falsificando los certificados que emiten las administraciones de lotería para acreditar el premio, presentándolos al cobro en la entidad bancaria. En este caso, el mecanismo resultaría un poco más complejo que los dos casos anteriores, cometiéndose un delito de blanqueo de capitales así como un delito de falsificación de documento público.

El sistema de blanqueo mediante compra de décimos de lotería se ha encarecido desde el año 2013. Y ello se debe a que los blanqueadores además de tener que abonar las comisiones (intermediario y verdadero ganador del premio) deben hacer frente a los impuestos a los que están sometidos los premios de lotería.

Aquí os dejo un post del Blog de Themis Estudio Legal sobre cuánto dinero hay que pagar de impuestos por cobrar un premio de lotería :

LA AGENCIA TRIBUTARIA Y LOS PREMIOS DE LOTERÍA

Un saludo y hasta la próxima.

Alejandro Seoane Pedreira

Abogado (I.C.A Ferrol).