DELITO CONTRA LA SEGURIDAD VIAL A BORDO DE UN PORSCHE 911.

Hace tan sólo unos días, era noticia dentro de los medios de comunicación la detención de un hombre por conducir un Porsche 911 a 297 km/h. Dichos medios, se hacían eco de las particularidades del caso, entre las que destacaron la discapacidad física del conductor al que los agentes de la Guardia Civil han tenido que facilitarle una silla de ruedas para su desplazamiento. También ha trascendido que el conductor se encontraba cumpliendo una sanción de retirada del carnet de conducir hasta el próximo mes de abril.  Por otro lado, se informaba que el protagonista de la noticia tiene antecedentes penales relacionados con delitos contra el patrimonio y tráfico de drogas.

Lo cierto, es que después de ser detenido y puesto a disposición judicial,  se ha celebrado un juicio rápido, en el que el conductor ha sido condenado por la comisión de dos delitos contra la seguridad vial. Dos delitos que le han supuesto una pena de multa de 3.600 euros, junto con una retirada del permiso de conducción durante doce meses.

Pero, ¿cuál es el fundamento de la pena impuesta al conductor? La respuesta la podemos encontrar en los art. 379.1 y 384.1 de nuestro Código Penal.

Por un lado el art. 379.1 del Código Penal establece que <<El que condujere un vehículo de motor o un ciclomotor a velocidad superior a sesenta kilómetros por hora en vía urbana o en ochenta kilómetros por hora en vía interurbana a la permitida reglamentariamente, será castigado con la pena de prisión de tres a seis meses o con la de multa de seis a doce meses o con la de trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días, y, en cualquier caso, con la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años>>.

Mientras que el art. 384.1 del Código Penal, establece que <<El que condujere un vehículo de motor o ciclomotor en los casos de pérdida de vigencia del permiso o licencia por pérdida total de los puntos asignados legalmente, será castigado con la pena de prisión de tres a seis meses o con la multa de doce a veinticuatro meses o con la de trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días>> Y añade el párrafo segundo del mismo artículo que <<La misma pena se impondrá al que realizare la conducción tras haber sido privado cautelar o definitivamente del permiso o licencia por decisión judicial y al que condujere un vehículo de motor o ciclomotor sin haber obtenido nunca permiso o licencia de conducción>>.

Un saludo y hasta la próxima.

Alejandro Seoane Pedreira

Abogado (I.C.A Ferrol)