FASES DEL DELITO DE BLANQUEO DE CAPITALES

El delito de blanqueo de capitales puede ser cometido de dos formas, mediante actos aislados e individuales, o mediante un esquema planificado que comprende toda una serie de fases o etapas. Cada una de las etapas/fases tienen como principal objetivo lograr desvincular el dinero o los capitales a blanquear, de su origen, borrando todos los rastros posibles.

La mayoría de la doctrina tanto nacional como extranjera, defienden que en el procedimiento delictivo de blanqueo de capitales puede hablarse de tres fases: a) Fase de colocación o inversión  (placement stage), b) Fase de confusión o estratificación (layering stage), c) Fase de integración (integration stage).

A)Fase de Colocación.

En esta primera etapa, los beneficios económicos de las actividades delictivas son introducidas en el ciclo económico o financiero. Se trata de una fase, en la que el delito es mucho más fácil de detectar por parte de las autoridades.

Para la colación de este dinero en el mercado financiero legal, los agentes blanqueadores utilizarán diferentes técnicas y metodologías. Todas estas técnicas tratan de introducir en el mercado las ganancias adquiridas ilícitamente, realizando la colocación a través de negocios que manejan mucho dinero en efectivo como por ejemplo, restaurantes, casinos, hoteles, máquinas expendedoras, etc.

En la mayoría de las ocasiones esta fase es realizada por personas que se encuentran fuera la organización criminal.

En concreto,  podemos hacer referencia a algunas de las acciones típicas ejecutadas durante esta etapa de blanqueo. A modo de ejemplo podemos citar acciones como:

  • Depositar dinero en efectivo en diversas cuentas bancarias, de una o diversas entidades financieras.
  • Convertir el dinero en mercancías de valor que puedan tener una fácil negociación en el mercado, como pueden ser los metales o las piedras preciosas.
  • Contrabando de envío de grandes cantidades de dinero en efectivo, sacándolo fuera del país, e introduciéndolo en zonas comerciales dónde puedan pasar desapercibidos debido a los grandes y continuos movimientos financieros.
  • Utilización del sistema de “pitufeo” o “smurfing”, consistente en ingresar pequeñas cantidades de dinero en diversas cuentas bancarias.
  • Transformar el dinero en efectivo en otros instrumentos negociables a través de bancos o instituciones financieras.
  • Cambio de billetes de baja denominación por otro de mayor.

 B) Fase de confusión. 

En esta etapa, y debido a que el dinero o bienes ya están colocados dentro de los circuitos financieros, se realizan diferentes movimientos con el objetivo de evitar cualquier nexo posible entre el dinero o bienes y el origen de los mismos.

Lo más frecuente, para lograr esta desvinculación con el origen del dinero, es el envío del capital a diferentes paraísos fiscales o a centros off-shore, con el objetivo de que dichos fondos circulen a lo largo de diferentes países, instituciones y cuentas bancarias en las que intervienen diferentes personas tanto físicas como jurídicas.

Las acciones más habituales, que se realizan durante esta etapa son:

  • Transferencias bancarias de dinero desde una cuenta en el extranjero, para terminar con posterioridad en otra distinta, permitiendo “perder” el lugar de origen de ese dinero. Normalmente, se realizan en países que constituyen un paraíso fiscal, debido a que garantizan el famoso secreto bancario.
  • Adquisición de bienes de gran valor económico y de difícil determinación (obras de arte, grandes inmuebles, etc).
  • Importación de oro y plata, así como otros metales preciosos.
  • Utilización de empresas fantasma con las que realizar operaciones ficticias que permiten justificar el origen de los bienes.

Según los expertos de una de las instituciones más importantes en relación con el delito de blanqueo de capitales, el GAFI, la utilización de transferencias electrónicas de fondos, debido a su rapidez y anonimato, es el método más importante para diversificar y eliminar el nexo existente entre unos bienes o fondos con el origen de los mismos. Por lo que en esta fase, podemos afirmar que la detección del delito es mucho más difícil que en la etapa de colocación.

C) Fase de integración.

En la última etapa del proceso de blanqueo de capitales, se llevan a cabo acciones cuyo objetivo es dar apariencia de legalidad a los fondos o bienes obtenidos. Durante esta etapa se realizan inversiones en diversos negocios, se realizan préstamos a individuos, se compran bienes y se realizan todo tipo de transacciones a través de registros contables y tributarios. Es decir, una vez que el dinero ya ha sido colocado y estratificado (fase confusión), los fondos volverán al circuito económico legal mezclados junto con otros elementos lícitos, dándole apariencia de licitud, y dificultado la detección del blanqueo de capitales por parte de las autoridades.

Las acciones típicas que se suelen cometer durante esta etapa, son:

  • Obtención de préstamos o créditos simulados a través de la utilización de empresas fantasma constituidas en un paraíso fiscal.
  • Simulación de operaciones de exportación/importación de productos.
  • Compra o venta de inmuebles.
  • Construcción de hoteles.
  • Cobro anticipado de seguros.
  • Recibir dinero de un casino, de la lotería o de cualquier otro juego de azar.

Si bien es cierto que desde el punto de vista doctrinal parece muy sencillo realizar la distinción entre las diferentes etapas existentes en el proceso de “blanqueo de capitales” o “lavado de dinero”. En la práctica no resulta fácil poder distinguir entre las distintas etapas, fundamentalmente porque se trata de operaciones ocultas o solapadas.

Por hoy, ya hemos “blanqueado” más de lo debido. Otro día, más y mejor.

Un saludo y hasta la próxima.

Alejandro Seoane Pedreira

Abogado (I.C.A Ferrol)