LAS SILLAS ELÉCTRICAS EN LA UNIÓN EUROPEA.

En el ejercicio de la profesión de abogado, no todo son juicios, ya que en numerosas ocasiones nuestros servicios consisten en asesorar a empresarios (clientes) que tienen todo tipo de negocios. De forma que nos vemos obligados a conocer y estudiar diferentes normativas para poder dar un buen servicio profesional. Un estudio que en muchas ocasiones no deja de ser un tanto curioso.

En uno de esos momentos de estudio sobre la legislación comunitaria, resulta que te encuentras con el Reglamento CE 1236/2005 de 27 de junio, sobre el comercio de determinados productos que pueden utilizarse para aplicar la pena de muerte o infligir tortura u otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes.

silla electrica

Resulta que en virtud de este Reglamento comunitario, una empresa ubicada en un Estado miembro, no podrá comercializar sillas eléctricas. El artículo 3 de la norma en cuestión, prohíbe que los 27 Estados miembros de la Unión Europea exporten aquellos productos cuyo único uso práctico sea aplicar la pena de muerte, infligir torturas u otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, independientemente de cual sea su origen.

Además de prohibir la comercialización de las sillas eléctricas, se prohíbe también la comercialización de los siguientes productos:

  • Horcas y guillotinas.
  • Cámaras herméticas, por ejemplo de acero y vidrio, diseñadas con el fin de ejecutar a seres humanos mediante la administración de un gas o sustancia química letal.
  • Sistemas automáticos de inyección de droga diseñados con el fin de ejecutar a seres humanos mediante la administración de una sustancia química letal.
  • Productos diseñados para la inmovilización de seres humanos, como los cinturones de electrochoque que administren descargas eléctricas de una tensión en circuito abierto superior a 10.000 voltios.
  • Dispositivos portátiles supuestamente diseñados para su uso práctico como material antidisturbios, como por ejemplo las porras o porras cortas hechas de metal u otro material compuesto por un eje con púas metálicas.

Visto lo visto, la explotación de este “nicho de mercado” resulta bastante difícil dentro de la Unión Europea.

Un saludo y hasta la próxima.

Alejandro Seoane Pedreira.

Abogado (I.C.A Ferrol).