En la anterior entrada publicada en este blog comentamos cómo deben aplicar los sujetos obligados las medidas de diligencia debida normales relativas a la identificación. Pero, una vez identificado el cliente ¿qué medidas de diligencia debida deben aplicar los sujetos obligados por la Ley 10/2010? ¿Cómo deben aplicarlas? En esta entrada vamos a tratar de explicar brevemente otras medidas de diligencia debida.

MEDIDAS NORMALES DE DILIGENCIA DEBIDA

1ª) Los sujetos obligados deben conocer el propósito e índole de la relación de negocio del cliente.

De lo que se trata es que los sujetos obligados tengan un conocimiento específico de la actividad profesional o empresarial que tienen sus clientes. Esta medida impuesta por la Ley 10/2010 debe ser aplicada por los sujetos obligados en función del riesgo del tipo de cliente, tipo de relación de negocios, producto u operación.

El Reglamento de la Ley 10/2010 permite que los sujetos admitan como válida la información declarada por los clientes sobre su propia actividad. Aunque es cierto que para determinados supuestos se exige una justificación documental de la actividad. Estas situaciones son las siguientes:

  1. En los supuestos en los que se exija la aplicación de medidas reforzadas.
  2. Cuando del seguimiento de la relación de negocios se concluya que las actividades del cliente no se corresponden con las declaradas por éste.
  3. Ante operaciones complejas o inusuales que originen sospechas de blanqueo.

Para cumplir con esta medida de diligencia debida, los sujetos obligados pueden comprobar la actividad del cliente por ejemplo a través de diversos documentos: facturas del cliente, modelo 036 alta de actividad, etc.

2ª) Los sujetos deben realizar un seguimiento continuo de la relación de negocios.

En este caso, la medida de diligencia se debe aplicar una vez que el sujeto ya ha comenzado a mantener una relación de negocio con su cliente, es decir, ya ha aceptado al cliente. En definitiva, de lo que se trata con esta medida es de que los sujetos obligados mantengan actualizados los datos de sus clientes. De manera que, este seguimiento se debe realizar con cierta periodicidad.

diligencia debida II - CURSO DE PREVENCIÓN DE BLANQUEO DE CAPITALES

3ª) Los sujetos obligados deben clasificar a sus clientes en función del riesgo.

Analizar y valorar el perfil de los clientes resulta muy importante para los sujetos obligados. Este análisis se debe realizar respecto a todos los clientes, sin excepción. De manera que, con este análisis los sujetos deberán de poder determinar si tienen que aplicar a ese cliente las medidas normales de diligencia debida, las medidas de diligencia debida simplificadas, o las medidas reforzadas.

 

Un saludo y hasta la próxima.

Curso de Prevención de Blanqueo de capitales

con Alejandro Seoane Pedreira

Abogado especialista en blanqueo de capitales