Una vez más os dejo una sentencia sobre blanqueo de capitales. En esta ocasión quiero hacer referencia a una reciente sentencia en la que Tribunal Supremo confirma una condena por blanqueo a un padre y su hijo basándose en la prueba por indicios. Aunque, el Supremo estima parcialmente el recurso de casación formulado contra la sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Cádiz (Secc.8) que impuso a los recurrentes una pena de ocho meses de prisión y multa de 111.493,13€. La resolución a la que me estoy refiriendo es la STS 746/2021 de 16 de febrero.

HECHOS PROBADOS – PRUEBA POR INDICIOS 

Los hechos probados reflejados en la sentencia objeto del recurso son:

«Con ocasión de las diligencias de investigación realizadas por la Unidad Operativa de Vigilancia Aduanera de Jerez de la Frontera se comprobó que el acusado Rafael , con DNI n° NUM000 mayor de edad y sin antecedentes penales, careciendo de ingresos económicos suficientes y bastantes, adquirió en el año 2011 una vivienda en la CALLE000 n° NUM001 de Villamartín (Cádiz) por un importe, según consta en escritura pública, de 40.000 € aunque el valor real comprobado del bien por la Agencia Tributaria ascendía a 111.493.13 €. Dicha operación se realizó de común acuerdo con su padre el también acusado Rodolfo , con DNI n° NUM002 , mayor de edad y ejecutoriamente condenado, entre otros, por un delito de contrabando de tabaco en sentencia de 17 de mayo de 2011 del Juzgado de la Instancia e Instrucción n° 2 de San Roque en las Diligencias Urgentes no 124/11 a la pena de 6 meses de prisión y 55.066.66 € de multa. Ambos «acusados utilizaron las ganadas obtenidas de la comisión de dicho delito para la compra de la vivienda referida poniéndola a nombre exclusivamente del hijo y así ocultar su origen ilícito».

prueba por indicios o prueba indiciaria

CONDENA POR BLANQUEO DE CAPITALES Y MOTIVOS DEL RECURSO DE CASACIÓN

1º) La prueba por indicios es válida no existiendo una vulneración de derechos.

Entre los motivos alegados por los recurrentes en casación se sostuvo una vulneración del derecho a la tutela judicial efectiva y a la presunción de inocencia. Los condenados mantuvieron que la única prueba de cargo había sido el informe de investigación patrimonial elaborado por los funcionarios de Vigilancia Aduanera, ratificado y explicado en el plenario, el cual constituía un único indicio, sin haber tenido en consideración otros datos que se pudiesen haber obtenido de la Seguridad Social u otras posibles fuentes de ingresos, especialmente de uno de los acusados (Rafael, es decir, el hijo).

Y es en este punto donde cabe destacar lo expuesto por el Supremo respecto a la prueba indiciaria y los motivos por los que el alto tribunal entiende que se debe confirmar la sentencia de la AP. De manera que, el Supremo sostiene que el informe elaborado por los funcionarios de Vigilancia Aduanera no es el indicio en el que se basa el tribunal de instancia, sino que es precisamente del contenido de este informe y de las testificales de los funcionarios de donde se derivan numerosos indicios, que son valorados de forma conjunta y que determinan el origen delictivo del dinero.

INDICIOS DE BLANQUEO DE CAPITALES

Estos indicios los resume en:

1. El acusado Rodolfo tiene antecedentes policiales por haber sido detenido por delito de contrabando de tabaco y ha sido condenado con la conformidad del acusado en sentencia firme, de fecha 17 de abril de 2011, dictada por el Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción nº 2 de San Roque, Cádiz, como autor de un delito de contrabando.

2. El acusado Rodolfo ha percibido ingresos económicos en el periodo de tiempo comprendido entre 2007 y 2011 por un total de 21.835,44 euros. Ello significa que cada año dicho acusado ha venido percibiendo una media de ingresos de 4.367,08 euros y la cantidad de 363,924 euros al mes.

3. El acusado Rafael ha percibido ingresos económicos en el periodo de tiempo comprendido entre 2007 y 2011 por un total de 22.180,05 euros. Ello significa que cada año dicho acusado ha venido percibiendo una media de ingresos de 4.436,01 euros y la cantidad de 369,66 euros al mes.

4. El acusado Rafael es cotitular junto a su madre de cuatro cuentas corrientes, es titular de una cuenta corriente y de otra es cotitular junto a su esposa. Los saldos de dichas cuentas corrientes han experimentado un incremento progresivo cada año. Así en 2009 el saldo era de 5.352,95 euros, en el año 2010 el saldo era de 22.664,53 euros y en el año 2011 el saldo alcanzó la cifra de 37.239,90 euros. En la cuenta corriente nº 2106-1142-51- 0174672189 de Caja San Fernando el acusado Rafael realizó dos ingresos por importe de 7.000 euros en fecha 4 de febrero de 2010 y 15 de noviembre de 2011.

5. La vivienda fue adquirida por Rafael por el precio de 40.000 euros que fue abonado en metálico con anterioridad a la firma de la escritura pública. La vivienda era de protección oficial si bien fue descalificada con anterioridad a la compraventa.

6. La citada vivienda estaba gravada con una hipoteca a favor de Caja de Ahorros Provincial San Fernando de Sevilla y Jerez, Cajasol, que otorgó préstamo el día 27 de febrero de 2077 (sic). El principal del préstamo era de 51.300 euros mas 7.695 euros de intereses remuneratorios. Manifestaron vendedor y comprador que dicho préstamo hipotecario se encuentra en el momento del otorgamiento económicamente liquidado, si bien pendiente de cancelar notarial y registralmente la hipoteca que lo garantiza.

7. Con motivo de la tramitación del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales que grava la adquisición de
la vivienda sita en CALLE000 de Villamartín (Cádiz) por parte del acusado Rafael , la Agencia Estatal de la Administración Tributaria realizó una comprobación del valor de la vivienda procediendo a su corrección, determinando como valor real del bien inmueble la suma de 111.493,13 euros. Dicho valor se obtiene de multiplicar el valor catastral por 3,50.

 

JURISPRUDENCIA SOBRE LA PRUEBA POR INDICIOS O PRUEBA INDICIARIA

El Tribunal Supremo aprovecha el primer fundamento jurídico de la sentencia para recordar la jurisprudencia entorno a la prueba por indicios o prueba indiciaria, al igual que lo hizo en la sentencia STS 1150/2020 de 19 de mayo y que también comentamos en este blog.

Además, el Supremo añade respecto a esta tipología delictiva y de prueba que <<Cuando se trata de delitos de blanqueo de capitales, la jurisprudencia ha señalado que debe tenerse en cuenta, tal como recuerda el Ministerio Fiscal y acepta el recurrente, en primer lugar, el incremento inusual de patrimonio; en segundo lugar, la inexistencia de fuentes lícitas de ingresos que puedan explicarlo, al menos en una parte relevante; y la existencia de algún punto de contacto o relación con actividades delictivas que pudieran explicar aquellos incrementos.

2º) Existencia de dilaciones indebidas.

El Tribunal  Supremo estima la alegación sostenida por los recurrentes respecto a la existencia de dilaciones indebidas,  pero lo hace sin otorgarle el valor de atenuante muy cualificada que venía siendo interesado por los recurrentes.

Y respecto a este punto dice el Supremo en el f.j 3º que <<En algunos precedentes, esta Sala ha aplicado la atenuante como muy cualificada en procesos por causas no complejas de duración entre ocho y doce años entre la incoación y la sentencia de instancia ( STS 1224/2009; STS 1356/2009; STS 66/2010; STS 238/2010; y STS 275/2010) reduciendo la pena en uno o dos grados según las circunstancias de cada caso. Así se recogía en la STS nº 72/2017, de 8 de febrero.>>  Y añade <<…los hechos ocurrieron en el año 2011, el proceso se incoó en el año 2013, con la presentación del atestado suscrito por los funcionarios del Servicio de Vigilancia Aduanera (SVA). La sentencia de instancia se dictó en el año 2018, lo que determina una duración aproximada de cinco años. Puede considerarse una extensión temporal extraordinaria si se tiene en cuenta la escasa complejidad del proceso, una vez que el SVA aportó su informe. Pero resulta absolutamente insuficiente para dar lugar a una atenuante muy cualificada.>>

 

Pues bien, estos son los detalles que he querido destacar sobre esta nueva sentencia del Tribunal Supremo en materia de blanqueo de capitales. Si quieres, puedes consultar el texto íntegro de la resolución comentada en esta entrada haciendo click en el siguiente enlace:

STS 746/2021 de 16 de febrero

 

Un saludo y hasta la próxima.

Fdo.- Alejandro Seoane Pedreira

 

Curso de Prevención de Blanqueo de capitales

con Alejandro Seoane Pedreira

Abogado especialista en blanqueo de capitales