El término <<sexting>> se refiere a la conducta que consiste en el envío de imágenes o vídeos de contenido íntimo, normalmente de carácter sexual. Una práctica que en un principio resulta legal. Sin embargo, cuando no existe consentimiento de la víctima para la divulgación o emisión del contenido, puede ser castigada con pena de prisión.

EL SEXTING ES DELITO CUANDO…

Con la reforma de nuestro Código Penal del año 2015, se ha introducido el artículo 197.7 que regula el delito de sexting, estableciendo como requisitos para que la conducta pueda ser reprochable penalmente, los siguientes:

  • Castiga la conducta de difundir, revelar o ceder a un tercero, imágenes o grabaciones (mediante diversos medios – redes sociales, internet, WhatsApp, sms…)
  • La difusión debe cometerse sin existir un consentimiento de la víctima.
  • Independientemente de que el contenido difundido haya sido obtenido con la anuencia o consentimiento de la víctima en su domicilio o en cualquier otro lugar fuera del alcance de la mirada de terceros.
  • La divulgación del contenido deberá menoscabar gravemente la intimidad de la víctima.

De forma que nuestro Código Penal, castiga al receptor inmediato o destinatario de la imagen o grabación que con posterioridad la difunda sin el consentimiento de la víctima. También se castiga a los terceros receptores que hayan recibido el contenido y que lo hayan reenviado a otros individuos.

POSIBLES CONDENAS

La pena prevista para este delito de sexting es de tres meses a un año de prisión o multa de seis a doce meses. Además el legislador ha querido regular como supuesto agravado, aquéllos casos en que los hechos han sido cometidos por el cónyuge o persona que esté o haya estado unida a la víctima por análoga relación de afectividad, para cuando la víctima fuere un menor de edad o persona con discapacidad, o cuando los hechos fuesen cometidos con una finalidad lucrativa.

Un saludo y hasta la próxima.

Alejandro Seoane Pedreira