EL IBI REPERCUTIDO SOBRE EL COMPRADOR DEL INMUEBLE.

La Sala Civil del Tribunal Supremo, en sentencia nº409/2016 de 15 de junio,  ha establecido como doctrina jurisprudencial que “el art. 63.2 de la Ley de Haciendas Locales se ha de interpretar de forma que, en caso de ausencia de pacto en contrario, el vendedor que abone el IBI podrá repercutirlo sobre el comprador, en proporción al tiempo en que cada una de las partes haya ostentado la titularidad dominical y por el tiempo que lo sea“.

Así lo expone el Alto tribunal en una sentencia en la que da la razón a dos sociedades que vendieron a otra compañía 155 plazas de garaje en Madrid. Condenando a la compradora a pagar a los vendedores 8.562 euros del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) correspondiente al periodo que va desde que se efectúa la compra, en marzo de 2009 hasta diciembre de ese mismo año.

Sin prejuicio de ello, el Tribunal Supremo aclara que las partes podrán pactar la imposibilidad de la repercusión, aunque la regla general, en caso de ausencia de pacto contrario, será que el vendedor que abone el IBI podrá repercutirlo sobre el comprador.

Pinche AQUÍ para acceder al texto íntegro de la sentencia 409/2016 de 15 de junio del Tribunal Supremo.