Archivo de la etiqueta: emprendedores

LA LEY DEL CROWDFUNDING.

El 28 abril de 2015, se publicaba en el Boletín Oficial del Estado la Ley 5/2015, denominada Ley de Fomento de la Financiación Empresarial. Un texto normativo con diversos objetivos entre los que se encuentra la regulación dentro de nuestro ordenamiento jurídico de las llamadas plataformas de financiación participativa, que ejecutan actividades de “crowdfunding o financiación en masa”.

Pero, ¿qué son estas plataformas y para qué sirven?

Las plataformas de financiación participativa conectan a los promotores un proyecto empresarial, que necesitan financiación para ejecutarlo y hacerlo realidad, con inversores que buscan una buena inversión con posibilidades de alcanzar un alto rendimiento.  Por lo que permite a los promotores del proyecto, conseguir fondos para hacer realidad su empresa, sin necesidad de recurrir a sistemas de financiación más habituales o tradicionales, como por ejemplo la financiación bancaria.

La actividad de crowdfunding se caracteriza por la existencia de numerosos inversores que aportan cantidades pequeñas en proyectos de alto potencial, con un riesgo medio-alto en la inversión, al no garantizar la plataforma en ningún momento la viabilidad o solvencia del promotor. Sin embargo, y a pesar de que los pequeños inversores están muy presentes en las plataformas de financiación participativa, cada vez aparecen más inversiones profesionales dentro de éstas, depositando fondos en diversos proyectos. Estos inversores profesionales es lo que la ley denomina, inversores acreditados.

Una ley que establece el régimen jurídico que han de cumplir las plataformas con el fin de asegurar la transparencia de éstas frente a los diferentes inversores. Requisitos que podemos concretar en:

  • Imposición de registro de las Plataformas de Financiación Participativas ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), asegurando las debidas garantías sobre la legalidad del desarrollo de las compañías.
  • Obligación a socios, administradores y altos directivos de la plataforma de registrarse ante la CNMV, garantizando sus capacidades para la actividad profesional.
  • Las plataformas deben contar con un respaldo financiero que les permita hacer frente a las posibles responsabilidades que se puedan derivar de su actividad.
  • Proporcionar el grado máximo de transparencia por parte de la plataforma.

Una forma de financiación que tiene unos mayores riesgos para el inversor y que la Ley trata de mitigar mediante determinadas medidas consistentes en:

  • Limitar el volumen de cada proyecto. De forma que la plataforma sólo podrá financiar 2.000.000€ por cada proyecto, a excepción de que se trate de un proyecto destinado únicamente a inversores acreditados, en cuyo caso el límite se fija en 5.000.000€.
  • Un inversor no acreditado tendrá un límite máximo de 3.000€ por cada proyecto en el que quiera invertir.
  • Un inversor no acreditado solamente podrá invertir 10.000€ como máximo en una misma plataforma en un periodo de 12 meses.

Existen diversas plataformas de financiación participativa a las que se puede acceder a través de la red, que cada vez son más utilizadas para financiar proyectos de sectores muy dispares.

Un saludo y hasta la próxima.

Alejandro Seoane Pedreira

Abogado (I.C.A Ferrol)