Archivo de la etiqueta: stalking

ACOSO A LA EXPAREJA

Hace más de un año que hablamos en este blog sobre el “novedoso” delito de stalking o acoso. Una figura delictiva que se encuentra dentro de nuestro ordenamiento jurídico a raíz de la reforma de 2015 y, sobre la que existe todavía una escasa jurisprudencia.

Pues bien, hoy, quiero hacer referencia a la reciente sentencia de 12 de julio de 2017 dictada por el Tribunal Supremo. Una resolución en la que el Alto Tribunal desestima el recurso de casación presentado por un individuo que había sido condenado a un año de prisión en calidad de autor de un delito de acoso a su expareja sentimental.

El recurrente en casación alegó entre los motivos del recurso, la existencia de una aplicación incorrecta del delito de acoso del art. 172 ter 1º y 2º del Código Penal, en la medida en que aunque el condenado reconoció que intentó comunicarse con su antigua pareja sentimental, no se habia podido podido probar que esa actividad haya sido lo suficientemente intensa como para provocar una grave alteración en el desarrollo de la vida cotidiana de la víctima.

Un motivo de recurso desestimado por el Tribunal Supremo, ya que teniendo en consideración que nos encontramos ante un delito de resultado -alteración de la vida cotidiana-; el hecho de haberse probado determinadas conductas se ha de considerar que ocasionó ese resultado requerido por el delito. Concretamente las conductas o hechos probados a los que se refiere el Tribunal son los siguientes:

  • La existencia de una conducta insistente y reiterada, es decir, una serie de actos continuos y repetitivos en el tiempo (secuencia de llamadas telefónicas el 22 de marzo).
  • Reiteración de llamadas telefónicas el día 23 de marzo en diferentes espacios temporales (cuando la víctima se encontraba con unos amigos en un pub, mientras la víctima se encontraba en casa de unos amigos, así como otras cuarenta llamadas telefónicas ese mismo día).

Y más concretamente, dice el Tribunal Supremo que <<De esta situación, se deriva o fluye normalmente la consecuencia de una grave alteración de la vida cotidiana que excede de la mera molestia>>.

Mientras que añade también que <<No se está ante una mera molestia o incomodidad que, por emplear los términos de la STS 324/2017 ya citada, quedaría fuera de los “linderos de la tipicidad”, por el contrario, se está ante un delito de acoso del art. 172 ter CP que se cuestiona por el recurrente, por la capacidad de generar temor condicionando la vida de la víctima como lo acredita la orden de alejamiento citada, con aplicación del tipo agravado del párrafo 2º de dicho artículo>>.

Un saludo y hasta la próxima.

Alejandro Seoane Pedreira

Abogado (I.C.A Ferrol).

 

EL DELITO DE STALKING.

Con la reforma de nuestro Código Penal del año 2015, se introduce en nuestra legislación un nuevo delito contra la libertad, conocido como delito de stalking o delito de acoso. Un delito consistente en que una persona, persigue de forma obsesiva a la víctima, siguiéndola por la calle, la espía, la llama por teléfono, le envía regalos, etc.

Concretamente, el delito de stalking viene regulado en el art. 172 ter de nuestro Código Penal, que establece:

1. Será castigado con la pena de prisión de tres meses a dos años o multa de seis a veinticuatro meses el que acose a una persona llevando a cabo de forma insistente y reiterada, y sin estar legítimamente autorizado, alguna de las conductas siguientes y, de este modo, altere gravemente el desarrollo de su vida cotidiana:

     1ª) La vigile, la persiga o busque su cercanía física.

     2ª) Establezca o intente establecer contacto con ella a través de cualquier medio de comunicación, o por medio de terceras personas.

     3ª) Mediante el uso indebido de sus datos personales, adquiera productos o mercancías, o contrate servicios, o haga que terceras personas se pongan en contacto con ella.

     4ª) Atente contra su libertad o contra su patrimonio, o contra la libertad o patrimonio de otra persona próxima a ella.

     Si se trata de una persona especialmente vulnerable por razón de su edad, enfermedad o situación, se impondrá la pena de prisión de seis meses o dos años

Es por lo que podemos decir que las notas definitorias del delito de stalking son:

  • Existencia de actos de distinta naturaleza de forma continuada y reiterada en el tiempo.
  • Falta de consentimiento por parte de la víctima.
  • Alteración grave del desarrollo de la vida cotidiana de la víctima.

Por otro lado, el legislador prevé en el apartado 3 del artículo 172 ter del Código Penal, un agravamiento de la pena (prisión de uno a dos años o trabajos en beneficio de la comunidad de sesenta a ciento veinte días) cuando el stalker (acosador) ejecute las conductas de hostigamiento sobre su pareja o expareja así como todas las personas que prevé el art.173.2 del Código Penal. Eximiendo en estos casos a la víctima, de la necesidad de denuncia previa por parte de ésta para la persecución de la conducta tipificada como delito.

Sin embargo, tal y como recoge el art. 172 ter en su apartado 4, cuando la víctima del delito no es la pareja o expareja, ni tampoco se encuentra entre las personas que prevé el 173.2 del Código Penal, los hechos tipificados como delito de stalking sólo serán perseguibles cuando la persona afectada o su representante legal formule la correspondiente denuncia.

Un delito que abre paso a la recriminación de conductas de acecho y/u hostigamiento que con anterioridad a la reforma, podrían no tener un encaje penal, tal y como había hecho el legislador con otras conductas similares como por ejemplo en el caso del delito de bullying.

Un saludo y hasta la próxima.

Alejandro Seoane Pedreira

Abogado (I.C.A Ferrol)